¿Qué debe tener una página web de ventas para profesionales del diseño?

¿Es distinta a la de otros sectores?

Bueno, en definitiva las páginas de venta pretenden mostrar a los lectores los beneficios de un servicio o producto y, para ello, tienen que cumplir ciertas expectativas.

Pero es cierto que las características especiales del sector de los diseñadores hace que merezcan un artículo a parte.

Vamos primero a definir qué es una página de ventas.

Qué es una página de ventas

Una página de ventas es una sección de tu web o una landing independiente cuyo objetivo principal es que toda la visita que llegue a ella se convierta en cliente.

Arduo asunto.

Ya no sólo se trata de conseguir visitas, sino de generar conversión.

Que las visitas se conviertan en clientes. Esta es la función principal de una página de ventas

Para ello, el copywriting es indispensable, pero también otros elementos como la parte técnica (la web tiene que cargarse rápido), el diseño en sí (tiene que ser agradable) y por supuesto, el servicio que vendes debe ser interesante.

Teniendo en cuenta que vendes páginas web o diseño gráfico, el servicio YA es interesante y el aspecto visual o la parte técnica no son para nada mis fuertes.

Así que, volviendo a lo mío, te cuento qué debe tener una página web de ventas para vender los servicios de un profesional del diseño.

Por qué necesitas una si eres un profesional de diseño (web o gráfico)

Presentar tus servicios debería ser motivo suficiente.

Si el lector no sabe en qué puedes ayudarle, raramente conseguirás ventas.

¿Tu mayor retorno es a través de Instagram y pasas un poco de tu web?

Genial. Esa red social ya la tienes.

Prueba ahora a optimizar tu web y cuéntame qué pasa.

Además, está el tema de persuadir. Que al fin y al cabo es lo que hace el copy. Y para eso necesitas tu linda página de ventas.

Qué debe tener una página web de ventas para que cumpla su cometido

qué debe tener una página web de ventas

Ahora sí que sí, voy al grano.

Lo primero que quiero decirte es que las fórmulas mágicas no existen. Y menos en marketing.

Pero sí que es cierto que sin unos elementos mínimos tu página de ventas de diseño se puede comer mucho los mocos.

Antes de lo que vengo a contarte, espero que tengas claras las bases de tu negocio:

  • Tu cliente ideal
  • Tu propuesta de valor
  • Los beneficios que ofrece tu servicio a tu cliente

Sin esto, difícilmente podrás escribir nada persuasivo.

Doy por hecho que has acabado los deberes.

Ahora, al lío.

Titular + llamada a la acción

Un banner: tu página de ventas lo necesita.

Eso sí, evita los sliders. Está demostrado que afectan negativamente a la conversión. Foto estática, always.

Pero no puedes poner la foto y quedarte tan ancha. Y, por favor, no me pongas como título diseño gráfico para marcas con sentido: eso será tu tagline, pero no es un titular que se precie.

Una buena forma de crearlo es mostrando un beneficio (el principal) que tu cliente se lleva puesto con tu servicio. Recuerda que es mejor que sea específico a creativo.

El objetivo de esta sección de tu web es que el lector entienda qué hay en esta web para él y decida si le interesa quedarse.

Junto con el titular, ya de ya, tiene que haber una llamada a la acción: “comprar, solicitar cita, pedir presupuesto”, lo que quieras.

Puntos de dolor y beneficos

Los grandes olvidades.

¿En qué situación actual se encuentra tu cliente ideal? ¿Qué es lo que más le preocupa? ¿Qué es lo que más anhelan?

Los diseñadores gráficos y web suelen cambiar esta parte de la landing por un “Soy X diseñadora gráfica hace 10 años y hago branding para marcas memorables”

No, no y no.

Al lector aún eso no le interesa.

Ahora necesita sentirse aludido, necesita saber que aquí se comprende su problema y que, además, le ofrecen solución.

Si tienes problemas para encontrar los puntos de dolor de tu cliente ideal, puedes leer este artículo.

Quién eres tú

Otro classic.

Ni me pongas “somos un equipo” cuando eres una mujer orquesta, ni me dejes de salir en la web.

Foto y extracto del sobre mí. Así es como va.

¿Cómo vas a pedirle a alguien que te pague un servicio costoso sin ni siquiera haberte puesto cara?

Trabajar esta pequeña sección suscita confianza y fomenta la empatía por parte de la visita a tu web.

No subestimes el poder de una foto natural y un par de “confesiones personales”. No hace falta que cuentes intimidades, pero es un buen momento para demostrar que detrás de tu emprendimiento hay una persona de verdad.

A las personas nos gusta trabajar con otras personas, somos así.

Cómo ayudas a tus clientes

Ahora es el momento de ofrecer tus soluciones. ¿Cómo ayudas a tus clientes?

¿Tienes varios paquetes o un único servicio?

Si tienes varios, te aconsejaría ponerle nombre a cada uno. No hace falta que estés un mes dándole vueltas, con el clásico Básico, Medio y Premium puede bastar.

Lo que sí te aconsejo, si la lista de cosas que incluyen es amplia, que pongas el nombre y el beneficio principal, qué resuelven y para quién son, a simple vista, pero esta larga lista de forma desplegable. Así no parecerá una página de ventas infumable.

Más llamadas a la acción ¿qué tienen que hacer para contactarte?

Esto ya lo he puesto, pero según con qué me gusta repetirme.

No olvides poner varias llamadas a la acción durante toda la página de ventas.

Idealmente junto al titular, en el medio de la página y al final de la misma.

Decirle al cliente lo que quieres que haga aumenta las conversiones.

Que se lo cuenten otros

Una página de ventas suele ser un buen lugar para colocar varios testimonios.

Aunque yo recomiendo que estén en todas las secciones de tu web, en la de servicios no pueden faltar.

Recoge tus testimonios de forma estratégica y colócalos para que resuelvan las posibles objeciones de tus clientes potenciales.

¿Cómo es el proceso de hablar contigo?

¿La primera sesión es gratuita? ¿Llamas a los interesados por teléfono? ¿Tienen que rellenar un formulario?

Es buena idea explicar brevemente qué pasos debe dar el lector para conocer más acerca de tus servicios.

Habitualmente, los diseñadores trabajan manteniendo una primera charla gratuita para conocer la problemática del cliente y comprobar si sus servicios le pueden ser de ayuda.

Explicarlo relaja las objeciones y anima a los indecisos a pedirte una sesión. Recuerda siempre contar cómo es el proceso.

Preguntas frecuentes

Es una sección a la que pronto le cogerás cariño.

¿Estás cansada de que te pregunten siempre lo mismo?

Pues ya sabes donde poner la pregunta y la respuesta.

Además de ahorrarte tiempo, esta sección puede ser genial para resolver objeciones como, por ejemplo, la típica duda de ¿qué pasa si no me gusta el resultado? Aprovecha para hablar de tu proceso creativo o del detallado briefing que necesitas que tu cliente rellene.

¿Precio sí o precio no?

Pregunta difícil.

Muchos diseñadores venden paquetes con precio cerrado. En este caso, no veo objeción a la hora de poner los precios.

Otros, sin embargo, no los tienen así establecidos porque personalizan los servicios según las necesidades de los clientes. Obviamente, en este último caso, es absurdo poner precios en la web.

Muchos de mis clientes simplemente no los ponen.

Si tú te sientes más cómoda poniendo un límite por lo bajo, siempre está la fórmula “desde…”

Qué NO debe tener esta página de ventas

Ahora que ya hemos hablado de qué debe tener una página web de ventas para los profesionales del diseño, creo que es importante definir también qué NO debe de tener:

  • Palabros técnicos.
    • Ojito con esto. Tu cliente, probablemente, no será diseñador y no tiene ni pajolera idea de para qué sirve un logo en negativo. Intenta explicar que tendrá su logo para distintas aplicaciones y explica más detalles en el presupuesto. Si no te entienden, no te compran.
  • Mil características.
    • Aquí lo importante es el problema que tu servicio va a solucionar a tu cliente. ¿Tiene él que saber qué se lleva a cambio de su dinero? Por supuesto, pero no obvies la primera parte, ¡los beneficios son lo importante!
  • Un resumen de tu currículum.
    • El extracto del sobre mí debe tener tu propuesta de valor al menos. No es necesario que abrumes al personal con los años que llevas currando, las carreras que has estudiado y los másters que te has metido entre pecho y espalda.
  • Un portafolio.
    • Que sí, que quieres mostrar tu trabajo. Pero esto, créeme, es secundario. Hay mil diseñadores tan buenos como tú. Esto no es malo. Te pone en la tesitura de encontrar tu posicionamiento, tu valor real y la forma en la que solucionas problemas reales (y esto no es con diseños bonitos).

Resumiendo que es gerundio

¿Necesita un diseñador web o gráfico una página de ventas? Sí, a menos que no le interese vender su servicio. Y yo de estos aún no he conocido ninguno.

Una vez claro esto, vamos a recordar qué debe tener una página web de ventas para un profesional del diseño:

  • Titular + llamada a la acción
  • Puntos de dolor
  • Extracto del sobre mí
  • Tus servicios
  • De nuevo, llamadas a la acción (al menos 3 en toda la página)
  • Testimonios estratégicos
  • Cómo es el proceso de hablar contigo
  • Preguntas frecuentes para resolver objeciones y ahorrar tiempo
  • Decide si quieres poner o no el precio

Y, sobre todo, evita que tu página web de ventas tenga esto:

  • Palabrería técnica.
  • Mil características olvidándote de los beneficios.
  • Un resumen de tu currículum.
  • Un portafolio.
Compartir entrada:
¿Tu web no funciona?

 

Te regalo mi Ebook "7 errores en tu web que te están haciendo perder clientes" especial creativos.

* campo requerido
Consentimiento *

You have Successfully Subscribed!