No todos los creativos se dedican a vender (sólo) servicios.

Muchas diseñadoras gráficas venden producto. Es el caso de la archiconocida Charuca y sus monísimas agendas.

También existe el caso de creativos que venden servicios y, además, venden productos como ebooks para autodidactas, plantillas para redes sociales o webs, y cosas mil.

El tema es que, aunque seas el máster del universo escribiendo sobre tu servicio, tu propuesta de valor y los beneficios de contratarte, ¿qué pasa cuando tienes que escribir una ficha de producto?

Pues que la llenas de características y de aspectos técnicos aburridísimos y que no conectan con el lector.

Y si no conectas, no vendes.

Simple.

Por eso, hoy más que nunca, necesitamos una guía para escribir fichas de producto y lograr que, lo que sea que vendas, tenga lista de espera.

Elementos a tener en cuenta para escribir tu ficha de producto

El cliente ideal

Sí, siempre te estoy machacando con esto pero es que es fundamental.

Si no sabes para quién es el producto que has creado ¿cómo esperas venderlo?

Antes de ponerte a darle a la tecla tienes que saber:

  • Quién es tu cliente ideal
  • Qué problema tiene relacionado con el producto que vendes
  • Cómo tu producto va a beneficiarle

Si no sabes esto, vuelve a mirar tu producto de arriba a abajo y piensa ¿para qué lo has creado?

Éste tiene que solucionar algún problema en concreto, necesidad o deseo de alguien… si no, es complicado de vender.

Si necesitas algo de ayuda localizando los problemas y puntos de dolor de tu cliente ideal, en este artículo te indico cómo encontrarlos.

Dirígete a una persona

No escribas textos impersonales ni en plural.

Tenemos la extraña manía de pensar que nos están leyendo un número indefinido de personas. Y nos equivocamos.

Nos lee una persona en concreto, y es ella la importante.

Así que huye del vosotros o ustedes, y opta por un lenguaje conversacional al escribir tus fichas de producto. Si es más o menos informal dependerá del tono de voz de tu marca. Recuerda cómo encontrarlo aquí.

Haz una lista de características de tu producto y conviértelas en beneficios

Aunque parezca una obviedad, muchas veces no controlamos las características de nuestros propios productos. Y sin esto, encontrar los beneficios es imposible.

Así que haz una lista de las características de tu producto en concreto y pregúntate con cada una ¿y entonces qué?

Cada respuesta será un beneficio que debes potenciar para que el lector comprenda lo que tu producto puede hacer por él.

Aunque las características tengan que estar presentes en tu ficha, puedes añadir siempre el beneficio que conlleva para crear un texto más atractivo para tu cliente potencial.

Te recomiendo este artículo si quieres indagar en la manera de convertir características en beneficios.

Añade al cocktail un toque de storytelling

Aprovecha tu ficha de producto para contarle una historia a tu cliente.

El que las fichas de producto sean cortas, (habitualmente de unas 300 palabras) no es excusa para no trabajarte un buen texto y sumergirlo en una historia donde el producto sea el protagonista.

El objetivo es intentar crear en la mente del lector una imagen de éste utilizando tu producto y disfrutando de él.

Crea títulos para tus productos tan atractivos como los textos

Huye de los títulos planos que no cuentan nada sobre tu producto y que sólo lo anuncian.

Utiliza el beneficio que has localizado como el principal y añádelo a tu título.

Te aconsejo escribir varias opciones hasta que des con uno lo suficientemente atractivo como para lograr que el visitante quieras seguir leyendo la descripción del producto.

Las cracks del universo en fichas de producto

Sí. Existe gente haciéndolo muy bien en cuanto a esto de las fichas de producto y, la mejor manera de que venga a ti la inspiración, es proponiéndote varios ejemplos para leer.

Eso sí, que te sirva de inspiración, no de copy-paste.

Recuerda que tu voz es única y es lo que te diferencia del resto de profesionales de tu sector. ¡Búscala y poténciala!

Charucashop.com

Las fichas de producto de Charuca son, simplemente, una gozada de leer.

Si eres una adicta a la papelería, como yo, te sentirás súper identificada con sus productos y la manera en la que los presenta:

Cuando te describe una agenda te dice que sirve para que te organices al máximo y tengas una vida gustosa y equilibrada.

¿Una vida gustosa y equilibrada? La quiero ya.

Lo mismo con cualquiera de sus productos:

  • Sus bullets journals, para expresarte de forma personal: Haz lo que quieras con él pero sobre todo hazlo A TU MANERA 😉
  • Sus diarios de 5 años, perfectos para convertirse en tu ritual personal diario: Además de ser un ritual relajante, estoy segura de que te sorprenderá ver tu evolución con el paso de los años

En fin… muy in love con las fichas de producto de Charuca.

Lucía Be

Además de que todo su copy es maravilla pura, su lema La vida es una verbena se plasma es cada palabra que escribe.

Lucía Be no sólo es ejemplo de fichas de producto atractivas sino de un ejercicio de identidad verbal super trabajado.

Me encanta. ¿Se nota?

Una de sus fichas de producto, de unos pendientes largos dice así:

Estilizan, alegran, dan vida y tienen efecto inmediato buena cara (YASSS). Son muy versátiles y además tienes dos pendientes en uno porque se pueden transformar: modo largo y versión mini. Disponibles en negro, gris y granate oscuro.

Lo mejor: NO PESAN NADA

Utiliza un modo conversacional informal (como su marca), te dicen que hacen efecto buena cara, (me encanta) y derriban en pocas palabras una de las objeciones mayores con este tipo de pendientes: No pesan nada.

Otra perla, esta vez para una boina con la palabra bonica escrita:

Bonica nos representa. Eres tú, que vas por ahí con pelos de loca tratando de cambiar el mundo. Nos gustan los clichés, y nos imaginamos un invierno de labios rojos, jerseys oversize y boinas ladeadas. Tu pueblo is always a good idea, pero con esta boina sientes que vas paseando por Le Marais y es tontorronamente evocador, y nos gusta. 

 Favorece (MUCHO) y te alegra el corazón.

Tiene 27,5 cm de diámetro y nuestra palabra BONICA bordada en 14 cm de ancho x 3 cm de alto. 
Te la mandamos en nuestra caja rosa, con un poco de lavanda para que tengas contigo un trozo de nuestro taller.

Como texto me parece precioso, y encima te generan el deseo de comprarla ya. ¿Soy la única?

Y tú ¿conoces el poder de las fichas de producto o prefieres ir a lo fácil?

¡Te leo!

¡Por cierto! Si conoces más másters del universo en fichas de producto deja sus páginas en comentario. No es nada fácil encontrar buenos ejemplos, y estoy deseando verlos.

Compartir entrada: