El copywriting está presente en todos los mensajes que lanzamos al mundo sobre nuestra marca personal.

Las redes sociales no iban a ser menos.

Ni siquiera Instagram, la red social más visual de todas, se libra de esto.

Podemos utilizarla como mero portal para lucir fotos y diseños bonitos, pero estaríamos tirando por la borda el poder del mensaje escrito para conectar con nuestra audiencia, construir nuestra marca personal y lograr la confianza necesaria que pueda acabar en ventas.

Instagram puede ser un portal perfecto para conectar con nuestra audiencia, construir nuestra marca personal y lograr confianza. Y para eso, necesitas copywriting

¿Sabes cómo sacarle todo el jugo a tus mensajes en Instagram más allá de imágenes, hashtags y algoritmos?

Porque, una cosa es cierta, te van a leer personas, no robots. Al menos, esas son las interacciones que realmente te interesan, porque son las que pueden convertirse en clientes.

¿Vas a desaprovechar todo el potencial que tiene el copywriting en redes sociales? Yo te recomendaría que no.

¿Por qué es importante el copywriting en redes sociales?

Hoy en día podemos considerar que las redes sociales son una extensión de nuestros negocios.

Es una manera especialmente directa de seguir construyendo nuestra imagen de marca alrededor de nuestro branding y todo lo que conlleva (especialización, nicho, imagen visual, copy-branding).

Las redes sociales además, nos permiten interactuar con posibles clientes de manera mucho más directa, convirtiéndonos (nosotros y ellos) en personas accesibles y cercanas, da igual el lugar del mundo dónde estés.

Y ya lo dicen los expertos en marketing: si no confían en ti, no te compran.

¿Por qué desaprovechar ese potencial?

Una de las redes sociales que más desaprovecha esta capacidad del mensaje escrito es Instagram. La red social visual por excelencia, es también un portal brutal para lanzar al mundo tu mensaje, ¡y que quede bien grabado en tus clientes potenciales!

Por eso, este artículo se basa en potenciar el poder del copywriting en Instagram. Bueno, por eso y porque es una red que me encanta, ¡qué le vamos a hacer!

Repasa tu bio

Hay gente tremendamente original en su bio.

Ponen cosas del tipo “vivo con los árboles” “creativa de nacimiento” “hago que tus clientes te quieran”… y cosas por el estilo pero, ¿a qué se dedican?

Piensa que, si estás llevando una buena estrategia que atrae nuevas audiencias con cada post, muchas de éstas querrán ver tu perfil, ¿vas a desaprovechar esa visita pasándote de “artística”?

Los “ojeadores” tienen que saber a quién ayudas y cómo lo haces.

Una vez esto esté claro, ya puedes meter algo de creatividad, ¡pero no permitas que no se entienda lo que ofreces porque podrías estar perdiendo oportunidades!

Tú y tu cliente

Classic en Instagram: gente publicando contenidos que nada tienen que ver con sus servicios o su cliente ideal.

Antes de lanzarte como loca a publicar cosas, haz una lista de:

  • Tus servicios, esos que quieres promocionar en Instagram
  • Tu cliente ideal, ese al que quieres llegar a través de tus publicaciones

Cuando tengas claro estos dos puntos, te será mucho más fácil escribir copywriting para redes sociales.

Objetivo y foco

Ya tienes los primeros pasos. Es hora de que te preguntes para qué quieres publicar:

  • ¿Qué objetivo cumple esta publicación?
  • ¿Qué quiero que mi cliente ideal haga?

Después de conocer tu servicio y a tu cliente, esto es lo fundamental que debes tener en cuenta a la hora de crear contenido.

Piensa bien la contestación a esas dos preguntas, escríbelas y, cuando tengan sentido, comienza a diseñar tu post y el texto que va a acompañarlo.

¿Texto o sólo hashtags?

Bueno, los hashtags son necesarios y dan muy buenos resultados.

Si aún no tienes muy claro como utilizarlos te recomiendo esta clase gratuita sobre hashtags de Lorena de Comunicazen.

Necesaria 100% si piensas convertir Instagram en uno de los escaparates de tu marca personal.

Pero vamos a lo que te decía.

Una vez tenemos claro la importancia de los hashtags, ¿debemos obviar el texto si ya tenemos, por ejemplo, un slider que lo diga todo?

Pues no, nunca es buen momento para dejar de hablar con tu audiencia.

No es necesario que repitas el post de nuevo en el texto de la publicación (de hecho es una costumbre generalizada y que personalmente odio).

En el texto de tu post, evita repetir lo que ya has dicho en el slider ¿qué aportará eso a tus seguidores?

Aprovecha las líneas que tienes debajo de tu publicación para seguir aportando valor a tus seguidores.

Aclara por qué has decidido publicar ese contenido, lanza preguntas a tu audiencia, resume el contenido o puntualiza por qué lo que compartes es de utilidad para aquellos que te siguen.

No te limites a poner hashtags sin más, además de perder oportunidades de interacción ¡queda de lo más descuidado!

Trata de tú, ¡sólo te lee una persona!

¿Sabes algo que quiere todo ser humano? Sentirse especial y único.

¿Sabes cómo logras el sentimiento contrario en tu cliente ideal? Escribiendo posts en la segunda persona del plural.

Las personas no leen los post de Instagram en grupo (al menos no, si tienen más de 15 años) y, por lo tanto, tu cliente potencial estará leyendo solo tu post. ¿Por qué no personalizarlo aún más creando la sensación de un diálogo privado entre dos personas?

Para mí, es una costumbre que afea especialmente un post con buen contenido.

¡Habla a tu audiencia de tu a tu!

Emociona

Y no me refiero necesariamente a escribir posts pastelosos o lacrimógenos, aunque si este estilo va acorde a tu imagen de marca, claro que sí.

El tema es que escribas el copy de tus redes sociales tocando algún punto de dolor de tu cliente ideal y/o le presentes aquellos beneficios que van a ayudarle a solucionar el problema actual que acarrean relacionado con tu negocio.

Es decir, no siempre le cuentes lo genial que está lo que haces: incide más bien en dónde está ahora, por culpa de ese problema, y dónde puede estar poniendo en práctica lo que cuentas en tu post (que irá, obviamente, relacionado con tu servicio).

Interactúa en cada publicación

El final de tu texto debería ir enfocado a lograr interacción por parte de tu audiencia.

Lánzale preguntas sobre su opinión acerca de lo publicado, pídeles que te cuenten anécdotas sobre lo que has contado y aprovecha cada publicación para crear una relación de confianza con tus seguidores.

Además, contesta a cada comentario que te escriban. ¡A todos nos gusta que nos contesten!

Muchos pueden ser clientes potenciales, y establecer una conexión cercana es parte imprescindible en este nuevo marketing que estamos protagonizando.

Se auténtica, my friend

Seguro que sigues cuentas que te encantan. Su tono de voz de atrapa y te encantaría ser capaz de tanta naturalidad en tus mensajes.

Está genial que te inspires en otras profesionales, pero evita imitar.

¿Por qué? Porque cuando alguien no es auténtico, se nota. Y no hay nada peor que lanzar mensajes forzados o que no vayan acorde con tu imagen de marca.

Lo más importante es encontrar tu propia voz y lograr que ésta sea coherente con el mensaje de tu web, tu imagen de marca, tu servicio, tu especialización…

Si necesitas consejos sobre cómo utilizar el copywriting para mejorar tu imagen de marca puedes leer este artículo.

Y hasta aquí los copy-consejos de hoy.

Tenía ganas de compartirlo contigo porque el copywriting en Instagram está muy desaprovechado y, aunar imagen y copy, es una de las cosas más geniales de esta red social. ¡Al menos para mí!

Y ahora, te toca contar a ti, ¿le das importancia a los textos que escribes en Instagram, o los usas solo para rellenar?

¡Te leo!

Compartir entrada: