Tener una landing page configurada para captar suscriptores está muy bien. De hecho, en nuestras profesiones como freelance hoy día no podríamos sobrevivir sin ellas.

Si a tu landing, le añades un buen diseño y unas buenas fotos la cosa va mejorando.

Pero, ¿qué tal si añadimos a la receta algunos trucos para persuadir a tu cliente ideal?

Porque de eso se trata, ¿no?

Tener un servicio estupendo y una landing page perfectamente configurada para captar susbcriptores no nos vale de nada si nuestros textos no son capaces de persuadir a nuestro cliente.

Y sin suscriptores, no hay clientes. Y esto es así tal cual.

Si aún eres de los que no están muy convencidos de por qué es necesario tener suscriptores te dejo por aquí un artículo muy interesante del gran Fank Scipion en donde te lo cuenta.

Pero vamos a lo que vamos. Lo primero, ¿qué es exactamente una landing page?

¿No te apetece leer? Aquí te lo cuento

¿Qué es una landing page?

Una landing page o página de aterrizaje es una página diseñada para captar suscriptores, normalmente a través de un lead magnet que puede ser un ebook, una checklist, un webinar…

Te dejo más información sobre lo que es y cómo funciona en este artículo de 40defiebre.

Una landing page es una página diseñada para captar suscriptores a través de un lead magnet

El caso es que te has montado una landing de lo más estupenda para conseguir suscriptores, con tu recurso gratuito listo para descargar y tus anuncios en Facebook Ads e Instagram listos para despegar pero, ¿qué pasa si tu landing page no consigue persuadir a tu cliente?

Pues te lo contesto rápido: que estarás perdiendo dinero porque, aunque tu publicidad esté perfectamente configurada y tu lead magnet sea de mucho valor, tu cliente potencial no lo percibe y no va a dejarte sus datos así sin más.

Para remediarlo existen una serie de trucos que debes seguir para que tu landing page tenga éxito, y así también tu campaña de publicidad.

Vende tu recurso gratuito

Como es gratis muchos piensan que no tienen que hacer ningún esfuerzo a la hora de escribir sus textos.

¡Error!

La realidad es que todos los usuarios de Internet estamos cansados de recibir emails molestos en nuestra bandeja de entrada, con lo que no te van a dejar su dirección de mail por la cara.

Debes vender tu recurso gratuito como si de un producto de pago se tratara.

Cuenta qué cosas van a aprender con el y cuáles son los beneficios de aprender esas cosas.

No hace falta que sea una página larga, mejor que no lo sea. Pero no dejes de contarle a tu cliente los beneficios de descargarse tu ebook o tu check list.

Puntos de dolor

Los puntos de dolor de tu buyer persona son aquellos problemas que tiene tu cliente y que pueden ser resueltos por tu producto o servicio.

Si quieres saber cómo encontrarlos te lo explico todo aquí.

Imaginemos que vendes branding para profesionales de la salud.

Sus puntos de dolor pueden ser:

  • Tengo miedo de no inspirar confianza por culpa de un branding DIY
  • Me preocupa no transmitir profesionalidad
  • Tengo miedo de que mi branding no esté alineado con mis valores

Estos puntos de dolor no te los debes de inventar.

Para hallar los puntos de dolor puedes preguntar directamente a los clientes con los que has trabajado o investigar los testimonios de tu competencia.

Deberás hacer una pequeña investigación para hallarlos. De hecho, si ya tienes clientes, lo ideal sería que les pases una pequeña encuesta por email para preguntarles lo relacionado con este punto.

Ejemplos de preguntas que podrían darte este dato son:

  • ¿Qué es lo que te impulsó a contratar mi servicio?
  • ¿Cuáles eran tus inseguridades respecto al branding (o el servicio que tengas) que tenías anteriormente?
  • ¿Qué mejoras has notado desde que tienes un branding (o el servicio que tengas) en tu negocio?

Puedes crear este pequeño cuestionario desde google forms (es gratis) o directamente en el cuerpo del email.

Otra investigación que puedes hacer es leer los testimonios de los clientes de tu competencia. Esa información suele ser muy útil.

Un truco: a la hora de investigar los puntos de dolor para hacer una landing page, conviene que los escribas en primera persona.

Si no haces nada, te encontrarás aquí.

Este apartado va muy relacionado con los puntos de dolor.

Cuando alguien se descarga un ebook de una temática, además de tener unos puntos de dolor específicos, acarrea una situación determinada que, de no solucionar, va a derivar en otra peor.

Me explico.

Después de “atacar” los puntos de dolor del cliente puedes mostrarle donde se encontrará de no tomar medidas al respecto.

Esta técnica es perfecta (y necesaria) en la página de ventas de tu servicio, pero también es interesante que la incluyas en tu landing page.

Beneficios de tu ebook

Como ya hemos dicho, una landing page es una página especialmente creada para captar suscriptores. Y para ello habrás creado algún tipo de contenido gratuito como un ebook o una check list.

Si en esto todavía tienes dudas, te recomiendo este post de invitada en el blog de Antonio G (inteligenciaviajera.com) de Rosa León, de mimoilus.com. Es una pequeña guía sobre cómo construir un lead magnet.

Por cierto, Rosa es diseñadora gráfica, así que si no la sigues aún, síguela que es una buena inspiración.

Bueno, a lo que íbamos.

Muchos tienden a escribir una landing page donde únicamente haya una caja de suscripción y, con suerte, un pequeño extracto del sobre mí.

Hacer esto es desaprovechar tu oportunidad de conseguir más suscriptores.

¿Por qué no cuentas los beneficios de tu lead magnet?

Tu lead magnet, al igual que tu servicio, también tiene beneficios que engancharán a tu audiencia y que conviene destacar.

Que sea un contenido gratuito no significa que no tenga valor. De hecho, si no lo tiene, deberías descartarlo e ir a por otro.

Así que cuéntale a tu cliente potencial qué beneficios obtendrá de leer tu contenido gratuito y aplicar lo que cuentas.

Ejemplo de beneficios para un lead magnet

Si eres diseñador web y ofreces un ebook cuyo título sea “10 puntos a tener en cuenta antes de sacar tu página web”, los beneficios que podrías destacar son:

  • Ahorra tiempo, y dinero, en un lanzamiento accidentado de tu web.
  • Conoce los puntos que tienes que repasar en tu web si o si antes de lanzarla, aunque no sepas programar.
  • Mantén tu reputación intacta al lanzar una web que funcione como la seda y con aspecto profesional. Nadie notará que estás arrancando.

Estos puntos, tendrías que trabajarlos un poco más. Pero lo que intento que veas es que tu lead magnet, al igual que tu servicio, también tiene beneficios que engancharán a tu audiencia y que conviene destacar.

Si te cuesta sacar los beneficios de tu ebook para escribir tu landing page, aquí te dejo un artículo sobre cómo convertir características en beneficios.

Los testimonios son el poder

¿Cómo?

¿Testimonios en una landing page para un lead magnet gratuito?

Pues sí.

Aunque los primeros meses no tendrás ninguno, lógicamente, es positivo que tras el primero envíes un email a tus suscriptores preguntándoles si les ha gustado tu ebook (o check list) y si les ha sido de ayuda.

Añade testimonios sobre tu lead magnet a tu landing page. Te ayudarán a aumentar los suscriptores.

Además de ser una práctica necesaria para mejorarlo, crear otros nuevos e incluso afinar tu calendario editorial para el blog, sacarás de ahí más de un buen testimonio para poder escribirlo en tu landing page y aumentar el número de suscriptores exponencialmente.

Preséntate

Por último, pero no menos importante, no olvides presentarte con una foto (si, no entres en pánico) y una pequeña descripción con tu propuesta de valor.

Repito: aunque sea un contenido gratuito, la gente no está por la labor de recibir spam continuamente en su bandeja de entrada.

No olvides añadir a la landing una foto tuya y un pequeño extracto del sobre mí junto a tu propuesta de valor.

Ponerle cara a la persona que promociona ese fantástico ebook y conocer cuál es su propuesta de valor, para saber si realmente me interesa lo que me tiene que contar, ayudará a mejorar la confianza y las reticencias bajarán.

La caja de suscripción también al final

No olvides volver a poner la caja de suscripción al final de la landing page.

Aunque creas que es pasarse, tienes que pensar en ponérselo lo más fácil posible a tu cliente potencial. Si está leyendo toda la página antes de decidir dejarte, o no, su email, lo más sencillo es que se decida al finalizar de leerla.

Y allí debe estar de nuevo la caja de suscripción con el lead magnet bien clarito.

Y tú, ¿cómo escribes tu landing page? ¿Sigues estos pasos o tienes técnica propia?

¡Te leo en comentarios!

Compartir entrada: