¿Te has parado a pensar por qué Will Smith gusta tanto?

No se a ti, pero yo desde luego soy una de sus fans acérrimas.

Veo y escucho todo lo que hace. ¿Es todo bueno?

No, pero me va a dar igual. Siempre lo voy a ver.

A parte de ser guapísimo y encantador, tiene una marca personal muy concreta.

Es un personaje divertido, natural y cercano. Personalmente, creo que su primera visita al Hormiguero, cuando aún nadie internacional había ido, tuvo todo que ver con potenciar estas características tan suyas.

Salvando mucho las distancias (de millones de dólares en el banco, principalmente) tu marca personal debe de ser capaz de conseguir lo mismo.

Las personas que te sigan, y aquellos que te descubran, tienen que ser capaces de identificar cuál es tu marca personal no sólo en tu imagen gráfica, también en los mensajes que lanzas al mundo.

Aquí, entra de lleno el copywriting y cómo adaptar tu marca personal a los textos de tu web.

¿Hacemos un repaso?

Seguro que ya lo tienes claro, pero nunca viene mal repasar.

Recuerda que el copywriting es una técnica de escritura persuasiva que tiene como objetivo guiar al lector hacia una acción que nosotros hayamos establecido.

Persuasión, no manipulación. Nosotros no vamos a crear ninguna necesidad en el cliente, sino que vamos a mostrarle solución a una que ya tiene.

Si quieres profundizar más en qué es el copywriting y cómo utilizarlo para vender tu servicio creativo clicka aquí.

Inevitablemente, mientras tus textos buscan evocar una emoción en el lector estás plasmando en ellos pinceladas de tu personalidad, valores, tono y voz.

No es difícil por tanto llegar a la conclusión de que utilizar bien el copywriting, sirve para mejorar la marca personal.

¿Qué tienen en común la marca personal y el copywriting?

Lo primero ¿qué es la marca personal? Como dice Andrés Pérez Ortega, experto en marca personal:

La marca persona es la huella que dejamos en los demás cuando ya no estamos presentes.

Es decir, que es el recuerdo que plasmamos en nuestros clientes y seguidores.

Hay muchos aspectos relacionados con la marca personal, cómo potenciarla y crearla, de hecho, te dejo este artículo de José Facchin en la que te explica todo sobre la marca personal, pero yo hoy sólo te voy a hablar de cómo utilizar el copywriting para mejorar tu marca personal.

Lo interesante es que el copywriting no sólo está presente en tu web, sino que forma parte de todos los mensajes que compartes con el mundo, desde Redes Sociales hasta la newsletter que escribes para tus suscriptores.

Así que, al igual que el aspecto visual de tus publicaciones deben ir en línea con tu imagen como marca en cuanto a composición, colores, tipografías e imágenes (esto lo sabes muy bien si eres diseñador gráfico) el tono de tus mensajes tiene que estar en línea igualmente con tu imagen de marca.

Por lo tanto, que tienen en común la marca personal y el copywriting?

Todo.

Así que, para mejorar la marca personal, no te queda otra que tirar de textos.

¿Por qué es importante mejorar la marca personal?

Como ya sabemos los dos, el mercado de profesionales del sector creativo está saturado, y la cosa no va a cambiar.

¿Cómo consigues entonces que un cliente te contrate a ti y no a tu competencia?

Evidentemente tienes que empezar por especializarte. Si aún tienes dudas de por qué hacerlo, aquí te dejo un post que espero que te ayude a decidirte.

Pero, una vez lo hagas, ¿qué te diferencia de los demás que también se han especializado?

Pues fácil, tu personalidad, aquello que eres tú y no lo es nadie más, porque es imposible.

La marca personal te ayuda a potenciar tu personalidad y valores de manera que podrás diferenciar te tu competencia de forma natural

Esto, también tienes que saber expresarlo.

Muchísimos clientes van a contactarte, y contratarte, por haber sentido empatía contigo y con tu proyecto. Así que tienes que tener bien definida tu voz y tu tono para poder compartirlos con el mundo.

El problema de encontrar la propia voz en el periplo de mejorar la marca personal

Una duda muy común entre clientes y suscriptores es la de cómo encontrar la propia voz a la hora de redactar los textos.

“Tengo clara mi marca personal, a quién me dirijo y el estilo de redacción que me gusta, de hecho tengo una lista de emprendedoras cuya voz me encanta, pero al escribir mis propios textos, el tono me parece forzado y no me identifico con el”

Éste es un comentario típico.

Puedes contratar a un copywriter para encargarse de la comunicación de tu negocio pero, si no puedes explicarle cuál es tu tono y tu voz, el resultado va a ser el mismo.

El problema eres tú, no yo

Hago uso de la frase más manida (y horrible) de la historia para ilustrarte algo.

En el pequeño testimonio que acabo de compartir contigo en el apartado anterior, ¿no encontraste ningún “error”?

Esta suscriptora dice literalmente tengo una lista de emprendedoras cuya voz me encanta, pero al escribir mis propios textos, el tono me parece forzado y no me identifico con el

El primer error es el de intentar escribir tus textos sin conocerte realmente

Aquí el principal error es el de intentar imitar el tono de otras que, aunque te gusten, no son el tuyo.

Puede que creas que te conoces, que pienses que tienes clara cuál es tu marca personal pero, ¿has realizado algún ejercicio para averiguarlo?

Intentar escribir tus textos sin haber definido el tono de tu voz es como crear un logotipo sin escarbar en la identidad de tu cliente. Totalmente inútil y el resultado no tendrá nada de estratégico, será incoherente e incluso perjudicial para tu negocio.

Crea tu moodboard de mensajes para mejorar tu marca personal

Para encontrar tu voz y que el copywriting te ayude a mejorar tu marca personal, tienes que crear algo así como un moodboard de mensajes.

Al igual que tu moodboard gráfico, tiene que estar siempre en tu escritorio y debes consultarlo cada vez que vayas a publicar algo en RRSS, tu web o cualquier otro medio.

Para comenzar a encontrar tu voz y crear este moodboard tienes que hacer lo siguiente:

  • Escribe en un papel 3 adjetivos que te definan y que quieras que se muestren en tu marca personal.
  • Después busca 3 sinónimos para esos adjetivos y escríbelos al lado.
    • Ahora tienes 12 palabras que definirán cada mensaje de tu marca.
  • Junto con estas palabras, crea algunas frases que puedan identificar tu tono.
    • Pueden ser nuevas, o cogidas de los mensajes que ya tienes en tu web o redes sociales.

Tranquilo, más abajo te dejo mi moodboard de mensajes para que tengas un ejemplo de cómo puedes hacerlo.

Ya tengo mi moodboard de mensajes, ¿ahora, qué hago?

Lo ideal es que pases revista a los textos de tu web.

Con tu moodboard de mensajes delante, lee los mensajes de tu web y decide si están en concordancia con tus adjetivos, los sinónimos que has escogido y con las “frases tipo” que has puesto en él.

Si todo va en línea ¡enhorabuena!

Si ves falta de concordancia, dale una vuelta a tus mensajes, ¡no a tu moodboard!

Se trata de ser fiel a tu estilo y lograr una marca personal más potente, identificable y diferenciada.

Y recuerda que tu marca personal evoluciona contigo.

No pasa nada si, hoy por hoy, te defines como una persona tranquila, y dentro de un año añades algo de “agresividad” a tu tono porque ha sido tu evolución natural.

Entonces sí será el momento de repasar tu moodboard y adaptarlo a la nueva tú. ¡Y no olvides ajustar tus mensajes!

Como mejorar la marca personal

Y tú, ¿tienes claro cuál es tu tono o aún estás trabajando en él?

¡Te leo!

Compartir entrada: