El pasado mes de mayo viajé a Bilbao para asistir al evento Imperio Creativo de Laura López.

Iba sola, y la última vez que visité Bilbao fue hace más de 10 años, así que buscaba algún hostal céntrico, sencillo y que estuviera en un lugar seguro.

Obviamente, el buscador de booking me dio una cantidad nada despreciable de opciones. Hostales todos céntricos, en barrios seguros y con precios competitivos.

¿Sabes cómo me decidí? Gracias a los comentarios de los clientes. Aquel del que decían ser tranquilo, estar en un buen lugar, céntrico pero bien aislado acústicamente, tener una excelente relación, calidad-precio y que repetirían si volvieran a Bilbao, fue el elegido. Además me terminó de ganar el wifi en todas las habitaciones y el zumo de naranja natural en el desayuno.

Todos utilizamos los comentarios y testimonios para decidirnos hacia la compra de un servicio o producto ¿estás tú aprovechando todo su potencial en tu web de servicios creativos?

Esta historia, no es aislada. 

Cuando vamos a consumir algún producto o servicio (desde un hotel hasta un bolígrafo de lettering nuevo) algo que hacemos SIEMPRE antes de tomar la decisión de compra es leer lo que otros que lo han usado antes tienen que decir.

Seguro que estarás de acuerdo conmigo en que, los testimonios en una página web aportan confianza a la hora de contratar un servicio o comprar un producto.

Entonces, ¿por qué no estás usando todo el poder de los testimonios en tu web de servicios creativos?

Por qué son importantes los testimonios

Porque no queremos ser los primeros en comprar un producto o contratar un servicio.

Así de simple.

El ser humano suele querer ser el primero en todo, pero en esto, na nai de la china…

Cuando un cliente en busca de algún servicio creativo entra en una web y no puede leer experiencias de antiguos (o actuales) clientes, desconfía.

¿Quién es este community manager que no tiene ninguna valoración?

¿Es nuevo en el sector? ¿O es tan malo que no tiene ninguna valoración positiva que mostrar?

Y es que nos pasaría a cualquiera. 

Puedes tener la página web mejor diseñada y con el copy más acertado. Sin testimonios, una web se queda coja.

Tener testimonios en una página web es necesario porque:

  • Aportan información extra a tu cliente.
  • Muestran que no eres nuevo en lo tuyo; ya has trabajado con otros clientes y estos quedaron satisfechos con el resultado.
  • Es más creíble si lo dicen otros; que lo digas tú puede no ser del todo fiable, pero si lo dicen tus clientes, el lector los creerá.
  • Resuelven un montón de objeciones: el lector de tu página web puede tener dudas sobre que le pareces muy joven y no sabe si cumplirás, o que quizás el precio de tu servicio es excesivo; sin embargo si consigues testimonios que resuelvan las principales objeciones de tus clientes potenciales, esta sección será la más efectiva de tu página de ventas.

Cómo pedir testimonios a tus clientes

Puede que hayas trabajado en un montón de proyectos y no se te haya ocurrido pedir testimonios… 

No entres en pánico.

Nunca es tarde para pedirle una buena valoración a un cliente satisfecho.

Lo primero que tienes que hacer es crear un formulario.

Si te limitas a enviarles un email en plan: “¿Puedes contarme qué tal fue tu experiencia de trabajar conmigo?”

Probablemente consigas una respuesta del tipo:

“Muy bien. Fuiste muy profesional y nos encantó el resultado de nuestro trabajo.”

Comienza YA a recopilar testimonios de tus antiguos clientes. Y para hacerlo, crea primero un formulario con las preguntas correctas

Y esto, amiga mía, es una valoración plana, que no cuenta nada especial y que valdría para cualquier servicio y cualquier profesional.

Este formulario lo puedes crear gratuitamente en google forms o en un documento de Word.

Procura tenerlo siempre a mano porque, a partir de ahora, enviar estos formularios va a entrar en tu rutina.

La estructura de tu formulario 

Saluda y explícale a tu cliente que te gustaría conocer su opinión sobre los resultados del proyecto en el que trabajasteis para mejorar en aquello que no esté del todo bien.

Ahora sí puedes pasar a las preguntas.

Tu formulario para conseguir testimonios de clientes tiene que tener sí o sí:

  1. ¿Qué problema principal en tu negocio te hizo buscar un servicio como el mío?
  2. ¿Cuál es el beneficio principal que destacarías de mi servicio?
  3. ¿Qué podría haberte hecho no contratar mi servicio?
  4. No olvides pedir permiso para publicar su comentario.

El momento perfecto para enviar el cuestionario

Esperar un tiempo no es mala idea, para dejar a tu cliente comprobar el resultado de haber trabajado contigo pero, si dejas que pase demasiado, es probable que se olvide de detalles de la experiencia que a ti puedan serte de ayuda en tu página web.

No existe una fórmula mágica, pero enviar el formulario de los testimonios 15 días después de haber terminado el proyecto es un buen momento para que vayan notando los cambios en sus negocios y para que aún no hayan olvidado su experiencia.

Dónde colocar los testimonios en una página web

Ya tienes tus ansiados testimonios, ahora ¿qué hacer con ellos?

Atenta que, antes de colocarlos en tu web, tienes que darles un toque de redacción que permitan una lectura más amable y después, tienes que saber colocarlos integrándolos en tu copy.

1. Redáctalos

¿Cómo?

¿Qué se puede redactar un testimonio?

Efectivamente. Es más, debes hacerlo. De hecho hay una copy británica que está especializada en redactar testimonios, ahí es nada.

Obviamente, debes ser fiel a las palabras de tu cliente pero, piensa que te ha enviado su testimonio contestando a las preguntas de un formulario y eso no lo puedes copiar y pegar en tu web tal cual.

Para darle sentido puedes emplear conectores del tipo “trabajar con Sara fue” y comenzar el testimonio con algo del tipo “Cuando contactamos con Sara teníamos el problema de…”

2. El testimonio forma parte de tu copy.

Evita a toda costa poner una sección a parte para los testimonios de tus clientes

Esto sólo dificulta la lectura de los mismos y resta sentido a su utilización.

Los testimonios en una página web deben formar parte de su copy.

En la fórmula que te enseño en mi ebook gratuito te muestro el emplazamiento perfecto para tus testimonios en las páginas de venta.

También puedes ver dónde colocar los testimonios en tu página sobre mí en este artículo

Lo importante es que los utilices para resolver posibles objeciones que tengan los visitantes de tu web. 

Además, esta sección debe estar en constante movimiento.

Siempre que recibas un comentario positivo que creas que pueda estar resolviendo una objeción concreta, no olvides añadirlo a tu web. 

En este punto también hay estrategia, ¡no lo olvides!

Cómo conseguir testimonios cuando estás empezando

¿Y cómo lo hago si acabo de empezar y no tengo testimonios?

Bueno, tendrás que esforzarte algo más, pero sigue habiendo formas.

1 ¿Seguro que acabas de empezar?

Casi todos los diseñadores y creativos han realizado algún que otro trabajo de forma independiente antes de dar el salto al mundo freelance.

Aunque pueda haber pasado tiempo, no te cortes. Contacta con ese cliente y explícale que estás empezando tu andadura en solitario y que necesitas saber cómo fue su experiencia para que otros posibles clientes confíen en ti.

2 Si realmente no has realizado ningún trabajo, ¡también hay fórmulas!

No entres en pánico porque puedes tener un par de testimonios en tu web antes de lo que piensas.

Avisa a amigos, conocidos y colaboradores de que estás regalando dos servicios de x (pon aquí tu especialidad) con unas características concretas y que, lo único que pedirás a cambio es un testimonio completo.

También puedes utilizar para esto tus redes sociales.

Intercambiar un servicio por un testimonio es buena idea cuando estás empezando. 

Eso sí, define muy bien en qué va a consistir ese servicio para que no se eternice ni se convierta en una lacra que no compense ni con el mejor de los testimonios en una página web.

Ahora te toca a ti ponerte manos a la obra y sacarle punta a tus testimonios.

¿Tienes alguna fórmula especial para conseguirlos?

¿Sabías que son una parte importante del copywriting de tu web?

¡Te leo!

Compartir entrada: